La Máscara de Batman

Y así en Batman, la máscara de la muerte, de Yoshinori Natsune, nos encontramos una aventura más que se desarrolla entre el presente de Bruce Wayne como empresario indolente al mando de sus empresas y el pasado enigmático de su juventud, mezclándolos usando los flashbacks como recurso narrativo.

Y es en ese mencionado prólogo donde nos encontramos frases tales como: es un cómic producido exclusivamente para el mercado norteamericano (haciendo en este caso referencia a que no se trata de una importación, sino que está realizado desde y para el consumo interior, con posibilidades de ser exportado, como es el caso), tuvo el honor de ser la primera historia de Batman publicada en dicho mercado con sentido de lectura oriental es de vital importancia para entender hasta qué punto está implantado el manga en los Estados Unidos es una estrategia de la editorial para acercarse … a los lectores de manga, todas ellas extractadas del mencionado prólogo textualmente, que nos dicen a las claras la intención que subyace tras esta nueva entrega de El Caballero Oscuro, que dicho lo dicho, es lo que verdaderamente nos ocupa, ya que la política editorial de esta gran DC nos queda, como aquella galaxia: muy, muy lejana.

En el prólogo de esta obra nos dan una explicación para este nuevo intento al tratar de reconvertir a uno de sus iconos y abanderados principales del cómic americano, en este caso del Universo DC y el motivo no es otro que el avance imparable del manga, que también llega para implantarse con fuerza en los Estados Unidos.

Batman: La máscara del fantasma

No quiere decir esto que no haya relativas sorpresas en la historia y en su dibujo, pero siempre puestas a favor del mensaje/producto y sin descuadrar uno de los puntales del UDC. Éste es el punto que funciona como nexo de unión entre lo que bien pudo ser parte del pasado de superhéroe y el estilo propio del manga, ya que el autor , al llevar la historia a terreno conocido, con su fondo cultural y costumbres más populares, puede desplegar todas las formas narrativas propias del manga más tradicional, entendiendo por este término, aquel que no intenta innovar ni introducir aspectos novedosos en la forma de narrar, sino que se queda con lo más conocido para que la facilidad en su consumo sea la base principal del producto: se trata de abrir mercado para lo que resulta más útil lo ya habitual.

Esto le hace mirar hacia su pasado y es en uno de estos momentos de su historia personal que aparece en Japón, donde había llegado para afianzar sus técnicas de combate, aprender y dominar nuevas artes marciales y acabó encontrando una sombra perturbadora, un demonio que no sabe si es parte de él algo ajeno que le persiguen y adopta su forma, queriendo devorarlo.

En la actualidad, Wayne tiene negocios con una corporación japonesa que además, viaja con una colección de máscaras antiguas para una importante exposición: una de esas máscaras hace que resurja un fantasma del pasado, excusa que le sirve al autor para proponernos el perfil sempiterno del hombre castigado por el remordimiento en el recuerdo de la muerte de sus padres, que le lleva a plantearse si la vida real es la que vive como enmascarado si la máscara es la que utiliza en su vida como rico y famoso hombre de negocios.


Arriba