Juguetes de superhéroes

Son millones los hogares alrededor del mundo los que reciben juguetes de superhéroes en Navidades, cumpleaños, aniversarios o cualquier otro evento señalado en el calendario.

Niños y niñas se divierten con sus personajes favoritos, como el muñeco Hulk o las figuras Marvel, a la vez que aprenden y desarrollan habilidades. Jugar ayuda a su imaginación, a que amplien su vocabulario, a que muestren sus emociones, a que desarrollen su psicomotricidad o a que aumenten su curiosidad.  

Pero ya sabemos que no se trata solo de artículos para niños, sino que son también objeto de deseo de muchos coleccionistas o, simplemente, aquellos que a los que les gusta tener en su habitación u otras estancias de la casa diversos artículos de merchansing.

Compra juguetes de superhéroes

 

¿Qué tipo de juguetes de superhéroes hay?

Los juguetes de superhéroes conforman un catálogo amplio que incluye disfraces, legos, máscaras o juegos de mesa. Pero el clásico lo conforman las figuras. Desde el Gusyluz de Batman para bebés hasta las figuras de acción, las posibilidades son infinitas.

Para niños/as de más de 3 años

Niños y niñas de estas edades ya pueden comenzar a disfrutar de las figuras articuladas de un tamaño mediano, de 30 centímetros. No es recomendable exponerlos a esos juguetes  antes de esa edad porque suelen contener piezas pequeñas y hay peligro de asfixia.  

Unas figuras muy codiciadas son las de la Liga de la Justicia, que se suelen diseñar con looks únicos para coleccionar, basándose en la serie de animación. Para los más pequeños, es habitual decantarse por los muñecos que pueden mover las articulaciones, para poder tomar posturas durante sus  batallas, doblando incluso las rodillas. Hay muchos diseños de Batman, Superman, Flash, Wonder Woman o Plastic Man, entre otros.

En esas edades, prácticamente cualquier elemento es bueno para que los más pequeños recreen sus propias historias. Pero se considera importante jugar con muñecos y muñecas porque ayudan a desarrollar la capacidad comunicativa, la creatividad o el aprendizaje de ciertas tareas y hábitos. O, en el caso de los superhéores, misiones y trabajos especiales. Estos tienen el añadido de servir para inculcar a los niños la importancia de hacer el bien.

No resulta menos interesante la propuesta de la colección, lo que sin duda representa un ocio diferente, que puede resultar beneficioso a cualquier edad a partir de los 3 años. Quienes coleccionan suelen ser niños y niñas con curiosidad, que prestan atención y que les gusta tenerlo todo organizado. Además, reciben sus nuevas entregas con la mayor de las ilusiones.

Más de 6 años

Son recurrentes los juguetes diseñados para la acción, como los cinturones de superhéroes u otros complementos multiusos, que combinan la iluminación y los sonidos, o nincluso los transmisores. Muchos funcionan con pilas.

Otro ejemplo son los juguetes de tipo vehículo con diseños brillantes y coloridos y accesorios. O los lanzadores de dardos, que pueden disparar varios metros para montar batallas trepidates sin daños.

Juguetes de Spiderman

 Spiderman es, posiblemente, el superhéroes más popular. Su primera aparición fue en el número 15 de Amazing Fantasy, de Marvel Comics, en agosto de 1962. Tiene ya 52 años, pero se ha convertido en eterno. Sus aventuras lo mantienen más joven que nunca.

Spiderman tiene de todo. Los niños que aman al superhéroe quieren tenerlo cerca a todas horas, incluso a la de la merienda, por lo que el set de taza, plato y bol puede ser una excelente opción para ellos.

Otra opción acertada es la bicicleta. Con los característicos tonos en rojo y en azul, además del estampado, aportan un extra de motivación al niño que está aprendiendo, al que se está tratando de inculcar la afición al deporte.

El lanzador de dardos, el spinner, la máscara y el lanzaredes, los sets de juegos como el campo de entrenamiento o los duelos en la ciudad... El mundo de Spiderman es inagotable.  

Muñecos de Marvel y los Vengadores

 Hulk, Iron Man, Thor o el Capitán América están entre los personajes más deseados por los niños, especialmente en los momentos que rodean a los grandes estrenos de cine. Y, en los últimos años, ha habido bastantes lanzamientos destacables.

Hulk

Lo más característico es su color verde, pero también un cuerpo gigantesco. Sus famosos puños, sobre todo los de versión electrónica, proporcionarán al niño momentos y momentos de diversión.

Iron Man

Si una forma de jugar a ser Hulk es vestirse con sus puño, en el caso de Iron Man es poniéndose su máscara. O bien enfundándose sus guantes electrónicos. Y son solo algunas sugerencias.

Thor

Figuras y Legos son lo más clásico, sí, pero su arma también está disponible en todos los formatos imaginables. Hablamos, claro, del martillo. Y se puede encontrar electrónica.

En una línea similar se mueven los productos de los otros vengadores, como el Avispa, Henry Pym o el Capitán América.

Figuras decorativas y de coleccionista

 Su universo está lleno de muñecos superhéroes y, sobre todo, de figuras Marvel. Iron Man, Thor, Hulk, Los Vengadores, Spiderman, Batman, Flash... Cualquiera tiene un sitio en su codiciada colección. El coleccionismo relacionado con superhéroes abarca, por supuesto, los cómics, pero un elemento que no falta en las vitrinas de coleccionistas empedernidos son las figuras.

Su afición se relaciona con el gusto por el orden, por el cuidado exhaustivo de su colección y, en parte, por la obsesión de tener objetos exclusivos. No es algo adscrito solo a los superhéroes, porque también hay coleccionistas de sellos, de arte, de monedas, de muebles y todo lo que quepa imaginar.

Los aficionados coleccionan por el gusto de hacerlo, pero en el camino de hacerse con su recopilación, también se ven obligados a comprar, vender y, en definitiva, hacer tratos con otras personas que comparte su misma pasión. Lejos de ser el hobby de personas solitarias, raras o frikis, el coleccionismo es muy social, pone en contacto con el mundillo.

El programa de la AMC Comic Book Men cuenta las anécdotas de una tienda de comics ubicada en Red Bank, Nueva Jersey. Kevin Smith y acompañantes como Walt, Bryan, Mike o Ming, son amplios conocedores del mundo geek y de raros artículos de la cultura pop. En el blog de AMC se recogen las figuras de acción más caras de la historia.

La mayoría de las veces, comenzaron su andadura como un juguete normal, pero con el tiempo se revalorizaron. El prototipo D.I. Joe de Hasbro, por ejemplo, alcanzó los 200.000 dólares en una subasta. Llegó a ser tan famoso entre los niños como Barbie lo era entre las niñas y, de hecho, a estos soldaditos se debe la creación del término "figura de acción".

En una lista de figuras de acción caras no podía faltar Star Wars, que también ha creado todo un universo en miniatura. Uno de sus personajes más queridos es el cazarrecompensas Bobba Fett, cuya figura se prsentó durante la Feria del Juguete de Nueva York en 1979. La producción tuvo que cancelarse por dudas en torno a la seguridad de la figura, así que era de esperar que los pocos que se vendieron se convirtieran con el tiempo en un tesoro. El prototipo fue subastado en eBay por 150.000 dólares.

En 15.000 dólares, por otra parte, está valorado Elastic Batman de Mego, integrante de la Saga Elastic Superheroes que vio la luz en el 70, cuando parecía que caía la popularidad de las figuras de acción. Pero demandas por parecidos razonables a otros productos y la dudosa calidad del artículo dio al traste con la producción. Hoy día quedan dos figuras de Elastic Batman en el mercado, según Comic Book Men.

Todo lo anterior apunta a otra razón para hacerse coleccionista: ganar dinero en el futuro. Cuando las figuras de superhéroes se dejen de hacer y pasen muchos años, no valdrán la cantidad por la que se compró. Eso sí, la manera de probar su autencidad es que sigan en la misma caja. Recuerda: no es un juguete, es un objeto de coleccionista.

Deja un comentario

Arriba